Exfoliar con azúcar. Un dulce placer.

Esta semana dedicamos nuestro post a otro ingrediente que todos tenemos en nuestras cocinas, para poder así introducirnos en la elaboración de nuestros propios productos cosméticos, de una forma fácil y sin complicación.

Los diferentes tipos de azúcar y sal pueden ser excelentes ingredientes en muchas de nuestros cosméticos caseros. El azúcar es ideal para elaborar un delicioso exfoliante corporal y las sales, ricas en minerales son perfectas para tomar un baño revitalizante como en el mejor de los spas.

¿Dulce o salado?

El azúcar y la sal que todos tenemos en nuestras cocinas se puede utilizar un magnifico exfoliante. Por un lado, los granitos son ideales para eliminar las células muertas de la piel y alisar su superficie. Además, el azúcar contiene una proporción de ácido glicólico que exfolia químicamente de la piel.

azucar

Del mismo modo la sal es un exfoliante natural perfecto para la limpieza del cuerpo, remineraliza la piel, se conserva bien y además es barata. Te recomendamos que utilices sal de Guérande, la encontrarás en cualquier herbolario o tienda de productos naturales. También puedes utilizar cualquier sal marina industrial pero teniendo especial cuidado en escoger aquella cuyos granos sean redondos y más bien finos. Sólo debemos evitar los cristales de sal marina gruesa, ya que son demasiado corrosivos para la piel. Los granos finos exfolia de manera más intensa y uniforme y los más grandes se adaptan mejor a superficies más grandes del cuerpo.

Azúcar blanco normal

azucar-blanco

Lo podemos encontrar fácilmente en cualquier supermercado y es el que utilizamos habitualmente para cocinar. Los cristales de este azúcar suelen ser finos y son ideales para preparar recetas de exfoliantes corporales, para manos y pies. El azúcar blanco normal no debe emplearse para el rostro ni en pieles delicadas.

Azúcar grano grueso

Sus cristales poseen un tamaño mayor que el azúcar blanco normal y se parecen a la típica sal gorda. El azúcar de grano grueso debe utilizarse únicamente para preparar exfoliantes de manos y pies.

Azúcar superfina o en polvo

azucar-fino

Es el azúcar de pastelería o azúcar en polvo. Sus cristales son de tamaño inferior al azúcar blanco normal y resulta excelente para preparar recetas cosméticas para el rostro y el cuerpo.

Azúcar glass

azucar-glass

Es la variedad de azúcar más fino. Es el tipo que utilizaremos en las recetas de exfoliantes para pieles sensibles y delicadas.

Azúcar moreno

azucar-moreno

Lo podemos utilizar en nuestros exfoliantes faciales y corporales. Si lo utilizamos para el rostro, debemos tener cuidado y presionar suavemente al exfoliar para no irritar nuestra piel.

Azúcar turbinado

brown-sugar-2-1323855

Es un azúcar moreno cuyos cristales son de gran tamaño por lo que lo utilizaremos en las recetas exfoliantes corporales. De color marrón claro, posee un aroma similar a la melaza lo que hace de él un delicioso capricho para la piel. No se debe utilizar sobre el rostro ni en pieles sensibles.

¿No puedes esperar más? ¿Preparamos nuestra primera receta? Aquí os dejamos una muy facilita Exfoliante facial muy suave de azúcar.

Y no te pierdas nuestro post el próximo miércoles sobre las sales. Te aseguramos que si pruebas nuestras recetas al finalizar la semana tendrás la piel más suave que el culito de un bebe. 🙂

Speak Your Mind

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: